lunes, diciembre 05, 2005

Las articulaciones en la tercera edad

"Siempre que pueda moverme estaré bien" afirmamos la gente mayor mientras intentamos evitar el miedo de que un día estaremos confinados a la casa, en una silla de ruedas, o incluso en la cama. Cuando sentimos una punzada en la rodilla, un dolor repentino que va desde el hombro hasta el codo y cuando experimentamos el crujido de nuestras a veces doloridas articulaciones, a veces nos preocupamos sobre la posibilidad que el temido día ha llegado.

Las articulaciones de nuestro cuerpo, amortiguados con el tejido blando que les une llamado cartílago, se pueden clasificar en cuatro grupos.
  • Las articulaciones del tipo esfera-cavidad como las del hombro y la cadera. La esfera forma parte del hueso largo en la parte superior del brazo (el húmero). La cavidad esta formada por el omóplato. Los músculos que están unidos a estos huesos permiten un movimiento circular cuando entran en contacto. Asimismo en la cadera, el fémur aporta la esfera y la cadera aporta la cavidad
  • Las articulaciones en bisagra se encuentran en los codos, las rodillas y los dedos
  • Las articulaciones semi-móviles permiten solo un movimiento limitado - si se mueven demasiado tienes problemas. Se encuentran en los vértebra de la columna
  • Las articulaciones no movibles que, como su nombre indica, no se mueven en absoluto. Se encuentran en el complicado puzzle del cráneo, blando al nacer un niño y que paulatinamente se hace más fuerte y se une durante los primeros meses de vida.


El consejo que nos dan los especialistas es que no debemos soportar un dolor sin saber lo que es, y esto quiere decir que debes ir al médico. Según los resultados de una reciente encuesta realizada en los Estados Unidos, 19 por cien de las personas entrevistadas sufrían un dolor crónico, un cincuenta por cien no sabían cual era la causa del dolor, y 84 por cien compraban calmantes en la farmacia.

Conocer la causa del dolor es util además de ser el primer paso hacia encontrar un tratamiento apropiado. (Cuando le dije a mi medico que me dolían las rodillas, en el momento que puso nombre al dolor y me dijo que estaba en la primera fase de osteoartritis ¡ya me sentí mejor!).

La glucosamina y el condroitín sulfato pueden aliviar el dolor de osteoartritis. Además las últimas investigaciones demuestran que estos suplementos, sobre todo la glucosamina, pueden paliar e incluso parar el desarrollo de osteoartritis. Los expertos sospechan que también podrían ser beneficiosos para otras articulaciones, al reemplazar fluidos y fomentar el crecimiento de cartílago y así ayudar a reparar articulaciones.

Bryan

3 comentarios:

Yolanda dijo...

Realmente lo felicito por todos los consejos que Ud., da en el sitio Envejecer. Mi padre tiene 87 años, es un ser extraordinario, tiene siempre buen humor, es bueno, frugal y alegre (le encanta también tomarse su copa de vino, y comer como usted dice algún día lo que le plazca). Dice que el llevarse bien con todo el mundo le da mucha tranquilidad espiritual y alegría de vivir, y puede conciliar el sueño a la hora de acostarse. Vive en su casa (mi madre murió hace cuatro años) que está a 20 metros de la mía, rodeado de naturaleza, hace las cuatro comidas en mi casa, es decir, en compañía y siempre está haciendo algo o ideando algún proyecto: Está escribiendo sus memorias, está haciendo un tractor pequeño para cortar el pasto (hace cálculos más cálculos para saber a qué velocidad tienen que ir las poleas), está haciendo un invernadero para que cuando llegue la primavera comenzar a hacer una huerta orgánica, recuerda viejas canciones y aprende tangos nuevos y los practica cantando, ha electrificado su guitarra tradicional, le encanta viajar e ir a visitar parientes (hasta 1200 Kms de distancia en ómnibus solo se ha hecho este año y a fin de año, si Dios quiere, lo acompañaré a Viena, Budapest y Praga que quiere conocer), vive en una casa rodeado de parque, sol, flores y dos perros que son como sus dos hijos. Es una persana sana, que siempre ha trabajado en contacto con la naturaleza, al sol, al aire, le encanta las plantas, las flores,tiene amigos del alma con quien se ha vuelto a reencontrar en la vejez, se controla con su médico rutinariamente, toma vitaminas del complejo B 12 para esos casos de olvidos reciente ( y le está haciendo muy bien) y ha incluido en su dieta aceite de hígado de bacalao (omega 3) para sus articulaciones. Dice que su secreto ha sido siempre el trabajo, porque le entretiene la mente y lo mantiene alegre. Hace ejercicio con el mismo trabajo que realiza, no tiene problemas de imsomnio y vive tranquilo y feliz porla vida buena que ha llevado. (Trabajó desde niño y se ingenió siempre para salir adelante, buscando con su imaginación aquello que creía que era lo mejor para luchar en la vida buscando siempre de no perjudicar nunca a nadie. Siempre haciendo el bien, como nos aconsejó.) Es un ser generoso, que siempre ha buscado el bien para el prójimo que le ha rodeado. Es un excelente padre, esposo, abuelo, amigo y por sobre todo, una excelente persona. Tambien le encanta cocinar, hace dulces de frutas, pikles, y comidas alemanas. Debo decir que aparenta mucho menos de su edad y creo que si sigue con ese optimismo y alegría, serenidad y coraje, él llegará a los 100 años de vida. Píenso que él sigue los buenos consejos que sobre la vejez se dan, para que de ese modo, este tiempo sea la feliz coronación de su hermosa vida. Nunca nada le fue fácil, pero supo aprender de las adversidades y con serenidad y optimismo, fortaleza y templanza salir siempre adelante.

Euroresidentes dijo...

Muchas gracias Yolanda por compartir la vida admirable que vive su padre quien parece una persona alerta y positiva. Me quedan 10 años hasta que llegue a tener la misma edad, y si lo logro sería maravilloso tener una vida tan llena. Le ruego le felicite de mi parte, y les mando saludos muy cordiales a los dos. B.R.

Anónimo dijo...

Hola. Tengo 36 años y unos dolores articulares considerables. No es siempre la edad la que te lleva por determinados caminos. No se le puede echar la culpa a la edad de todo. Pero me encanta este sitio. El análisis reposado del paso del tiempo en el cuerpo y en la mente.
Gracias por descubrinos a los jóvenes todo eso.

Volver